Sueños, cada vez, más inalcanzables.

Confieso que “el cuidar” no fue lo que me movió a estudiar Enfermería. Al menos no en el sentido romántico que percibí durante el estudio de los diferentes modelos de Enfermería.

A decir verdad, tengo la subjetiva sensación de que no muchas de mis compañeras y compañeros eligieron esta profesión debido a eso que llaman vocación (aún hoy, no tengo del todo claro que implica este término).

Soy como muchos otros. De esos que se han enamorado de la profesión, y especialmente de sus posibilidades, durante el estudio.

Posibilidades que, obviamente, en los tiempos que corren no son las laborales. Me estoy refiriendo al potencial que tiene la profesión de hacer más. De asumir responsabilidad en tierra de nadie, de mejorar día a día su práctica, de investigar…

Muchas posibilidades que no conocía cuando decidí estudiar Enfermería.

Entonces, ¿por qué decidí estudiar Enfermería? Pues porque tenía mi propia idea romántica de la profesión.

Durante años pude ver de cerca el trabajo de las unidades de SAMU puesto que, por aquel entonces, trabajaba en un unidad de soporte vital básico. En cada servicio en el que coincidía con una de estas unidades, observaba atentamente cada acto realizado por el Médico y el Enfermero. Día tras día crecía en mí el deseo de ocupar sus lugares. En un principio sin ser muy consciente de ello.

La idea de la Enfermería que construí en mi cabeza fue la del Enfermero de extra-hospitalaria. Por supuesto, el motivo por el que decidí estudiar esta carrera fue el deseo de dedicarme a este campo.

Ahora que ya he tomado un poco de contacto con el mundo real de la Enfermería, me he dado cuenta de que en la Comunidad Valenciana será difícil que pueda llegar a cumplir con mi deseo inicial. Era consciente, antes de empezar, que no sería un camino de rosas. Pero no me importó.

Probablemente, en poco tiempo, será imposible. No os desvelo nada de la noticia, prefiero que cada uno la lea de la fuente original: el periódico La Razón.

¿A alguien le extraña?

Esta entrada fue publicada en Nursing y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Sueños, cada vez, más inalcanzables.

  1. Virgilio dijo:

    Pues no, hermano, la verdad es que no extraña que sigan recortando de los sectores de la sanidad y educación… se van al “garete” dos pilares del estado de bienestar.
    Bueno, por sacar algo positvo, en tu caso supongo que sentirás una frustración tan grande como la de otros compañeros tuyos que todavía no hayan contemplado otras posibilides que la Enfermería ofrece. Se que no es consuelo…. pero por lo menos es algo de lo que estar orgulloso, el poder sentirte realizado ejerciendo lo que has estudiado con tanto esfuerzo. Un abrazo hermano.

  2. piferape dijo:

    En efecto, explorar otras opciones de la profesión me satisface de manera que trabajar en extrahospitalaria ya no es lo primero. Mentiría si dijese que ya no quiero, pero desde luego ya no es el único objetivo. Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 2 4 ?